En qué consiste la Gestión por Reingeniería de Procesos?

La reingeniería consiste en el cambio parcial o drástico de un proceso en particular, a fin de lograr mejorar la eficiencia, rapidez, costo, y calidad de la actividad realizada, mediante la implementación de una serie de subprocesos orientados hacia la satisfacción del cliente en lugar de las típicas funciones organizacionales

La revolución en la estructura de las organizaciones empresariales tuvo lugar gracias a Adam Smith (autor del libro “La riqueza de las naciones”) quien promovió las ventajas económicas de la especialización del trabajo, y Frederick Taylor (padre de la ingeniería industrial) quien contribuyó a organizar en función a los tiempos y métodos. Sin embargo la realidad actual nos muestra que dichos modelos de organización aplican para mercados pequeños, poco competitivos, y con clientes conformistas. Los tiempos modernos exigen que las empresas aprendan a reinventarse para seguir vigentes en el mercado.

Para que una empresa adopte una metodología moderna de organización, debe “comenzar de nuevo”, la reingeniería permite abandonar los viejos procedimientos a fin de establecer funciones y actividades que generen valor para el cliente y mejor competitividad en el mercado. A diferencia de la metodología de Mejora Continua que se centra en pequeños cambios incrementales, la reingeniería busca realizar cambios drásticos. Así como los cambios son radicales, también se espera que las mejoras sean radicales, orientadas principalmente en indicadores del negocio (facturación, rentabilidad, ingresos, retorno de inversión, cuota de mercado, etc.).

Muchas veces la integración de los procesos, trabajadores y recursos, no funcionan de manera adecuada, pero es tal vez porque fueron diseñados para trabajar bajo ciertas condiciones de mercado que quedaron en el pasado. La globalización y la dinámica del mercado (influenciada por los consumidores y los competidores) exigen revisar los procesos cada cierto tiempo, de modo de innovar y actualizar dichos procesos.

La reingeniería permite una visión a largo plazo, permite cambios notables en tiempos cortos, permite enfocar la organización en torno a las necesidades del cliente, agrupa tareas, rediseña los puestos de trabajo, incorpora tecnología, entre otros. Una empresa que identifica sus problemas y luego busca la manera de resolverlos, no está haciendo reingeniería, está tan solo mejorando sus deficiencias, reingeniería significa buscar nuevas formas de trabajar a nivel operativo.

El proceso de reingeniería requiere principalmente:

  • Establecer los objetivos operativos, prioridades y metas de la empresa.
  • Conocer los procesos actuales y analizar su desempeño
  • Identificar los procesos críticos, cuellos de botella, y procesos deficientes.
  • Reunir a las personas involucradas a fin de buscar nuevas formas de hacer las cosas.
  • Determinación de la “solución” en función a los objetivos.
  • Diseñar “prototipos” de procesos y sus respectivos planes de implementación.

Los procesos deben ser rediseñados por aquellas personas que intervienen en el proceso o son usuarios del producto de dicho proceso, considerando los recursos actuales y la inversión que implica implementar los cambios. Además todo cambio debe ir acompañado de capacitaciones para el personal y mecanismos de medición de resultados.

Sobre el uso de la tecnología, muchas empresas se preguntan cómo pueden utilizar la tecnología para mejorar sus actividades, cuando en realidad deben analizar cómo pueden aprovechar las mejoras tecnológicas para hacer cosas que no están haciendo.

50