En qué consiste el “Valle de la Muerte” y cómo enfrentarlo?

El “valle de la muerte” es conocido entre los emprendedores y empresarios como el tiempo que transcurre desde que iniciamos el proyecto empresarial hasta que este es capaz de cubrir los gastos generales del negocio. Para otros también es conocido como “la travesía del desierto”. Dados los riesgos asociados es muy importante atravesar esta etapa lo más rápido posible si se quiere que el negocio sobreviva.

Dentro de esta etapa existen 3 fases muy bien marcadas:

1. FASE DE LANZAMIENTO
Durante esta fase predomina la euforia de iniciar la travesía, se cuenta con capital y tiempo para equivocarse.

2. FASE DE CRISIS
En esta fase o estamos gastando demasiado dinero, o los plazos de terminación del proyecto (producto, prototipo, servicio) se están alargando mucho más de lo previsible, los errores para llevar adelante el proyecto se ponen de manifiesto
La capacidad para ver, aprender y enmendar los errores es la clave de que lleguemos a puerto. En este punto se decide el éxito o el fracaso.

3. FASE DE ESTABILIDAD
Una vez superados los problemas, la empresa o proyecto empieza a generar beneficios suficientes para tener esperanza de salir adelante, para lo cual hemos ajustado el gasto haciendo mucho más con mucho menos, hemos invitado a abandonar el proyecto a aquellos que nos perjudican al resto, hemos iniciado un nuevo camino empresarialmente hablando, hemos incorporado a nuevos socios y hemos solventado los errores de enfoque de negocio.

Existen muchos factores que afectan en este proceso, sin embargo son los factores financieros los principales, acompañados de aspectos comerciales y operativos que no se corrigieron a tiempo. Se requiere de la consciencia permanente del emprendedor sobre los recursos de financiación necesarios para crecer y de su habilidad en mantener o conseguir las fuentes de financiación que acompañen su crecimiento.

El emprendedor también podría replantear la estrategia de crecimiento de la empresa, ajustándola al ritmo de la generación de recursos, pero corre el riesgo de perder oportunidades importantes de posicionamiento en el mercado o quedar expuesto a la competencia.

Principales recomendaciones para afrontar esta etapa:

  • Acumula recursos antes de empezar
  • Conserva tu empleo hasta que los ingresos empiecen a fluir
  • Solicita fondos a amigos y familiares
  • Usa crowd-funding e inversionistar de riesgo
  • Acude a los premios o ayudas para emprendedores
  • Acude a una incubadora de empresas
  • Haz un trueque de servicios por servicios
  • Haz acuerdos comerciales con distribuidores o beneficiarios
  • Busca el compromiso de un gran cliente
  • Planificar las inversiones y cuidarse de las deudas a corto plazo
49