Principales Problemas a los que se Enfrenta un Emprendedor

Entendemos por emprendedor a una persona que identifica una oportunidad de negocio y decide organizar los recursos necesarios para ponerla en marcha en su futura empresa, sea pyme o startup. Ser emprendedor no es tarea sencilla, ni todo el mundo está preparado para ello ya que crear una empresa es una aventura que requiere dominar ciertas habilidades y poseer ciertos conocimientos.

A continuación te apuntamos los problemas más habituales con los que se encuentran los emprendedores. En muchos casos estos problemas les llevan a cerrar sus negocios.

1. Problemas para vender: Resistencia a acatar las preferencias de los clientes; deficiente orientación y servicio a los clientes; mala ubicación; falta de enfoque en segmentos o nichos de mercado precisos; inexistencia de planes formales de marketing y ventas; no disponer de sistemas que les permitan detectar las oportunidades de mercado; renuencia a invertir en actividades publicitarias y promocionales; deficiente capacitación de la red de ventas; miopía mercadológica; no tomar en cuenta las quejas de los clientes; desconocimiento de lo que se vende y a quién se vende; ignorar a la competencia, y desconocer las propias ventajas competitivas.

2. Problemas para producir y operar: Falta de capacidad técnica para manejar la producción y las operaciones; desconocimiento del sector en que se opera; negligencia y poco interés en el negocio; dificultades de suministros (materias primas y materiales); altos costes de operación; mal manejo de las compras; poca experiencia previa con los productos gestionados; falta de sistemas de información eficaces; deficiencias graves en los procesos internos; altos niveles de desperdicios y despilfarros; mala gestión del tiempo; error en el cálculo del punto muerto o de equilibrio; operar en un sector con un punto muerto o de equilibrio muy alto, y desconocimiento de los ciclos de vida de cada actividad.

3. Problemas para controlar: Manejo inadecuado de los créditos y las cobranzas; fraudes; desconocimiento del verdadero estado financiero de la empresa; gastos innecesarios; errores graves en materia de seguridad; mal manejo de los inventarios; fallos graves en los controles internos; deficiencias en el control presupuestario y de gestión; mala gestión en materia de endeudamientos y liquidez, y mala gestión de los fondos.

4. Problemas en la gestión: Incapacidad para rodearse de personal competente; excesivas inversiones en activos fijos; deficiencias en las políticas de personal; ausencia de políticas de mejora continua; falta de capacitación del máximo responsable de la empresa; deficientes sistemas para la toma de decisiones y la solución de problemas; gestión poco profesional; resistencia al cambio; sacar del negocio dinero para gastos personales; mala selección de socios; no conocerse a si mismo; dejarse absorber por la parte agradable del negocio; tener actitudes negativas frente a los colaboradores; mala gestión de los riesgos; incumplimiento de obligaciones impositivas y laborales; falta de liderazgo del emprendedor; poca claridad en la definición de los objetivos; desaliento ante los primeros obstáculos importantes; pobre cultura empresarial, y falta de experiencia en la parte administrativa del negocio.

5. Problemas en la planificación: Deficiencias graves en el establecimiento de las estrategias; inexistencia de planes alternativos; establecer objetivos y expectativas poco realistas; inexistencia de un plan de negocios; planificación inadecuada; crecimiento no planificado; falta de previsión, y falta de estudios de preinversión.

Fuente: Emprendedores.es

 

38