La Planificación Estratégica y la Dirección Estratégica

La planificación estratégica es una parte de la dirección estratégica, que brinda una metodología para tomar decisiones, dando lugar a la dirección por objetivos y resultados.

La ESTRATEGIA se define como el conjunto de metas, políticas, procedimientos y planes, que definen la actividad que desea realizar la empresa, dentro de una estructura organizacional establecida, y como respuesta a un escenario condicionante, en un tiempo dado.

Cada nivel del organigrama debe contar con sus propias estrategias, las cuales deben permitir alcanzar los objetivos particulares y proveer soporte a los niveles superiores para alcanzar los objetivos corporativos. Tipos de estrategias empresariales:

  • Estrategia Global: Orientada al beneficio de toda la organización.
  • Estrategia Corporativa: Correspondiente a la alta dirección.
  • Estrategias por Unidad de Negocio: Perteneciente a la dirección de cada área de la empresa.
  • Estrategias Funcionales: Orientadas a optimizar los procesos dentro de cada área operativa.

Henry Mintzberg plantea 3 falacias en torno a la planificación estratégica:

  • Asumir que el mundo no cambia, en el periodo de tiempo entre que se planifica y se ejecuta.
  • Desarrollar procesos y planes estratégicos muy elaborados, teóricos, y formalistas.
  • Especializarse en el desarrolla de la planificación, pero sin participar de la implementación.

Así mismo Mintzberg define las 5 “P” de la ESTRATEGIA, como el conjunto de:

  • PLAN: Conjunto ordenado de acciones, funciones, y situaciones.
  • PAUTA DE ACCIÓN: Con el objetivo de hacer algo para ganar algo.
  • PATRÓN: Referido al comportamiento deseado.
  • POSICIÓN: Mediadora entre el entorno y la organización.
  • PERSPECTIVA: Como forma de percibir el mundo y sus actores.

La DIRECCIÓN ESTRATÉGICA se compone de 3 elementos: Planeamiento, Implementación, y Control.

El PLANEAMIENTO es aquella función que permite anticiparse y prever lo que sucederá, con el objetivo de brindar una respuesta ordenada a aquello que pueda ocurrir, dicho de otra forma, consiste en definir el camino a seguir, se compone de un proceso metódico diseñado para obtener ciertos resultados acorde a objetivos establecidos.

El proceso de planeamiento requiere fijar objetivos, establecer prioridades, fijas metodologías de trabajo, estandarizar procedimientos, formular políticas y planes de acción, pronosticar sucesos, normar el desarrollo de actividades, etc. El PLAN deberá contar por lo menos con: misión y visión, análisis del entorno, identificación del problema, proceso de implementación, presupuesto, políticas de comunicación del mensaje, análisis predictivo de la implementación y respuesta

La IMPLEMENTACIÓN, también conocido como el accionar estratégico, es el proceso mediante el cual se identifica el qué, cómo, dónde, cuándo, y por quién se desarrolla la puesta en marcha de los planes establecidos.

El CONTROL, es un proceso que implica analizar los planes, establecer mecanismos de control, medir desviaciones, efectuar acciones correctivas, y establecer métodos de perfeccionamiento o mejoramiento del plan.

608