La Inteligencia Emocional brinda Armonía a la Gestión Empresarial

La inteligencia emocional es un concepto que agrupa diversas habilidades emocionales. Entre ellas se encuentra la empatía, sociabilidad, comunicación, escucha activa, capacidad de delegación de trabajo, adaptación al cambio, creatividad, entre otras.

un líder con estas habilidades es capaz de lograr un buen clima organizacional y consolidar equipos que trabajan en armonía y enfocados al cumplimiento de los objetivos del grupo. La empatía es vital para la gestión de personas y las relaciones globales.

La inteligencia emocional comenzó a ganar popularidad en la década de los 90 con las publicaciones del periodista-psicólogo estadounidense Daniel Goleman. El tema causó una verdadera revolución en el mundo de los negocios, que hoy en día se afirma que si hay dos personas igualmente capaces a nivel intelectual, la que sacará ventaja será la que tenga un coeficiente emocional más alto.

“Los factores que mejor ‘discriminan‘, entre un grupo de personas igualmente inteligentes, a quienes mostrarán una mayor capacidad de liderazgo, no son el coeficiente intelectual ni las habilidades técnicas, sino las relacionadas con la Inteligencia Emocional”. Daniel Goleman.

Aplicado al campo empresarial, este concepto resulta de gran utilidad en el momento de gestionar grupos de trabajo con objetivos comunes. Quien dirige una empresa no sólo se dedica a hacer cálculos, fortalecer relaciones y dar órdenes desde un nivel superior de mando. También es imprescindible conocer el mapa humano (relaciones, motivaciones, hábitos) que predomina en la organización.

Las personas exitosas son capaces de establecer metas personales, trazar un plan para lograr sus objetivos y ejecutar esta proyección. Dicho de forma simple, son capaces de influir en su propia conducta de manera positiva.

Las personas enfocadas en desarrollar su Inteligencia Emocional son capaces de entenderse a ellos mismos, influir en el desarrollo personal, influir sobre la conducta de otras personas. Este factor es importante para lograr triunfar, dentro de una compañía o como un emprendedor, ya que da balance a la mente, los pensamientos y al espíritu.

Ventajas de aplicar la inteligencia emocional en la empresa:

  • Equilibrio entre los aspectos humanos y financieros de la organización.
  • Estimulación permanente a la mejora de los procesos.
  • Comunicación clara y abierta entre los distintos departamentos de la empresa.
  • Aumento de la confianza entre los departamentos y de éstos hacia los directivos.
  • Fortalecimiento de relaciones internas y externas.
  • Colaboración, apoyo y solidaridad.
  • Innovación permanente: cada tarea puede ser mejor la próxima vez.
  • Aceptación de riesgos y aprendizaje común.
69