La Innovación Empresarial: Factor clave del desarrollo sostenible

“Innovar es crear algo nuevo –en tu sector– que aporta un valor superior para el usuario”, Peter Drucker.

La definición de innovación empresarial se entiende como el proceso de hacer algo nuevo o bien, algo tradicional bajo un protocolo o una estrategia nueva. No obstante, cuando aplicamos el concepto de innovación a los negocios, no podemos perder de vista el atributo de mejora. Y es que, innovar en los negocios no es sólo hacer algo diferente, sino hacer algo mucho mejor.

El Proceso de Innovación tiene como función investigar sobre nuevas tecnologías y técnicas y aplicar estos conocimientos en los proyectos y servicios que desarrolle la compañía.

La innovación no funciona solo a base de grandes saltos, también puede darse de forma gradual. La clave para desarrollar la innovación dentro de la empresa está en crear un Comité de Innovación multidisciplinario.

Tener un departamento centrado en aplicar a casos reales nuevos productos y servicios que puedan optimizar los procesos de la compañía permite a la empresa definir sus líneas de negocio o diversificar sus productos, con lo que ampliará su cartera de clientes y consecuentemente incrementará sus ventas.

La innovación te hace más competitivo y la empresa se adapta mejor al cambio. Una recomendación que se realiza desde las principales consultoras y de las escuelas de negocio y que se constata en diferentes estudios en los que se pone de manifiesto que la innovación tiene un impacto positivo en el resultado de la empresa.

La innovación permite convertir las ideas que tiene la empresa en nuevos productos que den lugar a mayor riqueza de la empresa. Existen otros factores competitivos para la empresa que no son el precio, por eso mismo la innovación es una parte muy importante de la empresa. Muchas empresas tienen el lema de renovarse o morir, y en parte es cierto, ya que es necesario el cambio dentro de las empresas, el cambio continuo. La innovación es reconvertirse para conseguir algo mejor, para avanzar. La innovación ha de ser continua, esto quiere decir que no basta con crear algo nuevo y pensar que ya está. Se debe pensar constantemente en algo mejor, en avanzar, en progresar, en implementar nuevas mejoras.

Una organización innovadora es capaz de ofrecer algo diferente a los demás, algo que hace que la gente voltee a verla. Debido a esto, es momento de que piense en la innovación como un instrumento básico para el buen desarrollo de su empresa y no como un lujo inalcanzable. Verá que con la innovación su empresa crecerá más de lo que imagina.

 

65