Gestión del Personal como elemento de Productividad y Fidelización

Las técnicas de gestión de personal consisten en seleccionar a las personas adecuadas para el trabajo adecuado, con las habilidades adecuadas, evaluar el trabajo, formar a los empleados, asegurando una comunicación efectiva dentro de los niveles y asegurarse de que los empleados están trabajando hasta sus niveles máximos de productividad.

Principales ventajas de una buena selección y gestión del equipo de trabajo:

  • Valor personal. Es de vital importancia favorecer la implicación y el compromiso del trabajador con la propia empresa. Para ello, es muy importante el aprendizaje mutuo y conjunto de todas las jerarquías del equipo de trabajo.El reconocimiento del talento es imprescindible para el buen funcionamiento general.
  • Estudio del contexto. Analizar al propio equipo y la propia empresa, conocer las fortalezas y las debilidades que presentan y estudiar el alrededor, reconocer el target al que queremos llegar y tratar de acercarnos a él.
  • Flexibilidad y conciliación laboral. La flexibilidad deriva en una mejor calidad de trabajo, contribuye a la reducción del estrés y el absentismo laboral.Se consigue favoreciendo la elección del propio horario de trabajo, proporcionando ayudas a los trabajadores, aprobando reducciones de jornada si fueran necesarias.
  • Dejar claras las funciones y los puestos. No permitir la libertad en la forma de trabajo, sino que cada individuo conozca cuales son las tareas a realizar en su puesto de trabajo y cuáles son los objetivos que debe cumplir.
  • Acciones formativas. Estudiar las necesidades del equipo, averiguar donde tienen carencias y a partir de ahí elaborar programas de formación. El aprendizaje constante en el puesto de trabajo motiva a los empleados a ser mejores en sus puestos.

Una posibilidad que nos brindan las nuevas tecnologías en los RRHH, es la de monitorizar el rendimiento de nuestros empleados. Podemos ofrecer a cada trabajador una visión gráfica del papel que ocupan sus tareas dentro de la estrategia empresarial. Si les presentamos unos gráficos de sus tareas, y su grado de cumplimiento en función a los objetivos a alcanzar, acompañado de ingredientes gamificados como son los rankings o premios, también podremos aumentar su motivación.

Mediante una buena gestión de personal, la empresa tiene la oportunidad de hacer Employer Branding, también conocido como fidelización del capital humano. Esta nueva tendencia en Recursos Humanos consiste en trabajar la imagen y marca de la empresa para posicionarla como un buen lugar donde trabajar. Si la sociedad te ve como un “buen empleador” el talento se dirigirá directamente a ti, ahorrándote tiempo en el trabajo de búsqueda. Además, también conseguirás fidelizar a la plantilla existente consiguiendo un equipo humano más estable.

268