Cómo Romper el Hielo y Entablar Conversaciones en Eventos Empresariales?

Relacionarse con desconocidos no siempre es fácil, pero es una situación cotidiana que deberíamos aprender a manejar, por ejemplo dado la situación que se tenga una reunión con un grupo de personas que acaban de llegar de viaje, se acuda a una cita profesional, se asista a un encuentro empresarial o evento para hacer networking dentro de su sector.

A continuación algunas recomendaciones:

  • Preséntate con una sonrisa, unas pocas palabras y asegúrate de mirarles a los ojos. Recuerda sus nombres y utilízalos al dirigirte a ellos. Haz de anfitrión con otras personas: presentándoles y diciendo dónde trabajan, a qué se dedican… te convertirás en el líder de la reunión.
  • Preséntate por tu nombre, sin olvidar decir dónde trabajas, incluso aunque vayas a hablar con alguien a quien ya conoces de otra ocasión. Aunque tú recuerdes el suyo, él puede haber olvidado tu nombre. Así evitas un momento de tensión y que esté tan concentrado en recordar tu nombre que no preste atención a lo que dices.
  • Aprende a introducir la conversación, si haces cualquier tipo de afirmación, como ¡Qué buena conferencia! puedes quedarte sin respuesta. Acompaña estas expresiones con alguna pregunta: ¿Qué es lo que más te ha gustado?
  • Cómo mantener la conversación, sustituye las preguntas que no hacen conversación como ¿A qué te dedicas? por otras que sí incitan a hablar. Para formular preguntas abiertas, utiliza expresiones del tipo: Descríbeme… Háblame de tu trabajo ¿Cómo hiciste para…? ¿Qué te pareció…? ¿Por qué…? De este modo la conversación no se quedará en un par de frases soltadas al azar, sino que estrecharán lazos haciendo evolucionar la comunicación.
  • Haz que se sientan cómodos contigo. Utiliza adecuadamente el lenguaje no verbal. Debes mirar a los ojos a la otra persona para que sienta que le prestas atención, pero sin exagerar. A algunas personas puede resultarles un poco incómodo que les mires fijamente durante mucho tiempo. Intenta cambiar el punto de atención enfocando en medio de sus ojos. Verbaliza tu escucha.
  • Tan importante como saber qué decir es demostrar al otro que realmente nos interesa lo que está diciendo. Hazle preguntas y comentarios.
  • Solicitar alguna información fácil de responder y que permitan una explicación, como por ejemplo: A qué otro evento similar ha asistido este año?, qué temas trataron?. No puede asistir temprano, de qué trató la anterior conferencia? Qué es lo que más te gustó del evento?
  • En ciertos casos, lo más fácil es acercarse a alguien que esté solo. Es más fácil que a un grupo porque la otra persona estará ávida de conversación y, por tanto, estará receptiva. Un “Hola, ¿qué tal?” es suficiente para romper el hielo. Luego busca agrupar otras personas que también estén solas y conformar un círculo.
  • Busca interactuar con otras personas cuando estas estén solas, es probable que si tienen otros conocidos te los presenten.

Hay que resaltar que el objetivo es entablar relaciones de networking con muchas personas, por lo que no podemos quedarnos eternamente con una sola persona o grupo, así que tienes que ser discreto acerca de cuándo “escapar”. Trata de excusarte haciendo una llamada rápida o utiliza a la persona de tu lado para que siga la conversación y puedas retirarte.

Fuente: Emprendedores.es

 

 

48