El Gran Tesoro Escondido… una historia para reflexionar por Navidad

Esta es la historia de Noel El Navegante, nunca quiso estudiar por lo que desde muy joven trabajaba duro limpiando y navegando en un barco explorador, aunque apenas conseguía lo suficiente para comprar un poco de comida. El Capitán le animaba constantemente a permanecer ahí con promesas de grandes tesoros y canciones que le recordaban que en aquel barco no hacía falta leer ni estudiar.

Era Navidad y Noel ya tenía dos días sin nada que comer, soñaba con encontrar un gran tesoro para no volver a pasar dificultades. Sentía tanta hambre que decidió entrar al cuarto de las ratas para comerse una, todos tenían prohibido acercarse allí por ser demasiado peligroso.

Noel lo hizo de noche y a escondidas, pero al entrar no encontró ni una sola rata, sino un cuarto secreto, limpio y lleno de ¡libros!. De pronto oyó una voz que se acercaba, corrió a esconderse y escuchar… era el Capitán que se reía de sus incultos marineros y sus cabezas vacías, de lo fácil que era engañarles, de lo tontos y pobres que seguirían siendo siempre por haber dejado los estudios para irse a trabajar en su barco.

El Capitán les había engañado, todos los días estudiaba e investigaba sobre antiguos y fabulosos tesoros, pero los buscaba a escondidas de todos y se los quedaba para él solo. Para sus marineros solo dejaba ridículos tesoros que él mismo escondía de vez en cuando.

Desde ese momento, Noel esperaba cada noche a que todos durmieran para visitar el cuarto de las ratas, donde pasaba el tiempo estudiando todo tipo de libros. Pronto se dio cuenta de que aprendiendo sobre tantas cosas se le ocurrían mejores ideas y encontraba formas de hacer casi todo mejor y más rápido.

Al cabo de un tiempo decidió abandonar el barco. Al poco tiempo Noel encontró su primer tesoro, compró su propio barco y buscó su propia tripulación, él solo admitía gente estudiosa, así le ayudaban a conseguir los tesoros más rápidamente.

Noel encontró su gran tesoro escondido en los estudios, encuéntralo tú también.

 

82