La Dirección Financiera dentro de la Organización Empresarial

Las empresas son sistemas dinámicos, compuestos de varios subsistemas que realizan funciones propias, ya sean de producción, finanzas, comercialización, dirección general, gestión de personal, gestión de información, entre otras. Desde el punto de vista financiero, la empresa es el sistema compuesto por un conjunto de proyecto de inversión y recursos que permiten financiar dichos proyectos.

El subsistema de finanzas se encarga básicamente de tres aspectos interrelacionados:

a) Gestión de Mercados Financieros: Especio físico o virtual destinado a la realización de transacciones financieras, pueden ser:

  • Mercados de Dinero: Son aquellos en donde se intercambian capitales en concepto de préstamo, bajo alguna clase de activo líquido o instrumento a corto plazo que genere intereses, se utiliza como forma de financiamiento temporal, son como por ejemplo los bancos, compañías de seguro, fondos de pensión, bonos del gobierno, entre otros.
  • Mercado de Capitales: Son aquellos que permiten que los oferentes y demandantes negocien fondos a largo plazo, como por ejemplo las bolsas de valores, en donde se negocian bonos (unidades de préstamo) y acciones (unidades de propiedad).

b) Inversiones: Implica las acciones que permiten invertir el dinero convenientemente, cumpliendo con los objetivos de rendimiento exigidos por la empresa, y tratando de optimizar costos.

c) Administración Financiera: Abarca todo lo relativo a la toma de decisiones financieras, estas decisiones repercuten por ejemplo sobre la infraestructura, maquinarias, inventarios, contratación de personal, dinero en efectivo, inversiones en valores, apertura de oficinas, etc. Entre las responsabilidades principales se encuentran la preparación de pronósticos financieros, desarrollar planes de inversión, decidir sobre las inversiones, controlar la gestión, informar los resultados a los miembros de la empresa, incrementar el valor de las acciones (empresa), entre otros.

La dirección financiera, dentro de la organización empresarial, tiene por objetivos:

  • Seleccionar las inversiones que ofrezcan mayor rentabilidad y posibilidad de desarrollo de la actividad de la empresa.
  • Optimizar el uso de recursos, minimizando costos y maximizando el rendimiento del capital.
  • Garantizar el flujo de dinero suficiente para atender las deudas contraídas y pago de obligaciones.
  • Asegurar el cumplimiento de los objetivos financieros de la empresa y de los accionistas.
  • Seleccionar los mejores proyectos en base a un estudio de riesgo y rentabilidad.

La dirección financiera crea valor para los accionistas de la empresa, cuando la suma de las remuneraciones e incrementos de patrimonio efectuados en un mismo período, es mayor que la rentabilidad mínima exigida por los accionistas. Las responsabilidades puntuales de la administración financiera son el estudio, planificación, coordinación, control, y evaluación de los recursos e inversiones, a fin de lograr el balance entre el valor total de la empresa, los gastos, y los beneficios esperados en términos sociales y económicos.

La organización financiera puede ocuparse de las Finanzas Operativas (aquellas relacionadas directamente con el funcionamiento operativo de la empresa en el día a día, manejándose un balance entre los créditos concedidos a proveedores, manejo de stocks de existencias, adquisición de bienes, y pago a proveedores), y de las Financias Estructurales (aquellas relacionadas a la planificación financiera a largo plazo, así mismo se apoya en la gestión de contabilidad, proyección de datos financieros, presupuesto, control interno, entre otros.).

160