La Dirección Estratégica Empresarial

Se entiende a dirección estratégica como la planificación y adopción de un patrón de comportamiento en la empresa dentro un período de tiempo determinado, como respuesta a una o más situaciones específicas. Dichas situaciones corresponden a procesos empresariales, y responden a conductas propias de los agentes involucrados, por tanto en la toma de decisiones hay que prever y evaluar dichas conductas y a la vez posibles estrategias que adopten los demás agentes.

La estrategia es la respuesta que representa la utilización de los recursos de acuerdo a unas capacidades específicas para alcanzar objetivos propios de la empresa, considerando el accionar del entorno y evaluando el posible accionar y rivalidad de los participantes en el ámbito de referencia.

La función directiva estratégica se compone de ciertas fases: conceptualización, formulación, evaluación, planificación, implantación y desarrollo, control y gestión de la estrategia.

Se debe partir de un ANÁLISIS tanto EXTERIOR (Ej: condiciones económica, tecnológicas, legales, políticas, socioculturales, geográficas, demográficas, conductas de los competidores, clientes, proveedores, socios comerciales, medios de comunicación, etc.), como INTERIOR (de modo de conocer y evaluar las fortalezas y debilidades, que permitan aprovechar las oportunidades y confrontar las amenazas, de modo realista y planificado: análisis FODA), para finalmente establecer los objetivos que se desean alcanzar.

La dirección estratégica se fundamente en un modelo de pensamiento estratégico, el cual se desarrolla a partir de 4 ejes:

VISIÓN: Brinda un propósito a la organización, se constituye mediante una proyección mental de las expectativas sobre lo que desea lograr y se quiere hacer en el futuro.

MISIÓN: Constituye la razón de ser y la finalidad de la empresa, es una forma de materializar la visión en hechos y acciones específicas a largo plazo, sirve como referencia para aceptar responsabilidades y establecer políticas de desarrollo.

OBJETIVO: Es aquella expresión concreta y ordenada que la empresa desea alcanzar, permite fijar metas de índole general o común para toda la organización, así como metas específicas para cada miembro de la organización.

ACCIÓN: Representa el conjunto de actividades dentro de un plazo determinado y bajo la responsabilidad de un agente específico en un escenario concreto, establecidos a fin de cumplir los objetivos planteados.

Los ejes anteriormente descritos pueden seguir secuencias diferentes, lo cual conlleva a establecer pensamientos estratégicos diferentes, así tenemos:

EL EMPRENDEDOR: Parte de un nuevo proyecto empresarial para atender un nicho de mercado o sector emergente, la secuencia es: visión, misión, objetivo, acción.

EL ORGANIZADOR: Se parte de una misión que es impuesta por un agente externo, y por ende el desarrollo estratégico nace a partir de esta misión, la secuencia es: misión, visión, objetivo, acción.

EL INNOVADOR: Parte por establecer objetivos que permiten crear un negocio o reinventar un modelo empresarial, la secuencia es: objetivo, acción, visión, misión.

EL REESTRUCTURADOR: Frente a una situación crítica, se plantea la revisión del modelo empresarial mediante una política ejecutiva, la secuencia es: acción, objetivo, misión, visión.

285